sábado, 4 de julio de 2009

"El doctor Livingstone, supongo" (David Livingstone 1813-1873)



Frase muy popular que dijo Henry Stanley, un periodista estadounidense cuando al fin halló a David Livingstone en una adea perdida de Ujiji, junto al lago Tanganika hacia noviembre de 1871, ya que había desaparecido desde 1866. Livingstone, un referente en el mundo de los grandes exploradores, viajó casi 50.000 Kmts cartografiando vastas regiones desconocidas de a mediados del siglo XIX, con descubrimientos como las cataratas de Victoria, el lago Nyasa, además de otros muchos ríos.




El doctor Livingstone cruzó África como misionero para tratar de abolir la trata de esclavos, cual persistió hasta finales del siglo XIX, a la vez que las potencias europeas se adueñaban de la mayor parte de África. Los esclavos que capturaban tierra adentro iban cargados de cadenas durante fatigosas y largas marchas hasta la costa.





David nació en Escocia con unos padres muy religiosos que transmitieron a sus hijos la pasión por la Biblia. Fue muy humilde y con 10 años ya trabajaba de sol a sol en una fábrica textil para ayudar a sustentar a su familia, a la vez que estudiaba. Le gustaba dar largos paseos, pescar y excursiones. Admiraba la labor de los misioneros y se preparó para ser médico y misionero. Y aunque en un principio le intrigaba la gigante China, se decantó por la misteriosa Africa con millones de aldeas sin evangelizar. Además en China se había desencadenado un periodo interminable de guerras. Así el 17 de noviembre de 1840 se embarcó desde Glasgow a Río de Janeiro y luego a Ciudad del Cabo en África, viaje que duró unos 3 meses. A bordo aprendió a usar el sextante, a saber exactamente la posición del barco, y observando la luna y las estrellas orientarse, cual conocimiento este le fue muy valioso en sus viajes de exploración.





Desde Ciudad del Cabo viajó durante dos meses recorriendo unos 1.058 kmts, hasta Curumá ( Kuruman), debiendo aguardar al regreso de Robert Moffat. Se dedicó a aprender la lengua y las costumbres indígenas viviendo entre ellos. Pero quizo establecerse en un lugar mas al norte(unos 300 kmts) de cualquier otro en que existiese ya una obra misionera de evangelización. Comenzó a extenderse su fama de médico, y se hizo con una clientela enorme de pacientes que recorrían enormes distancias para recibir tratamiento médico.





Mientras viajaba trazó mapas de los ríos y las sierras de los territorios. En una carta a un amigo suyo le confesó que había descubierto 32 clases de raíces comestibles y 43 especies de árboles y arbustos frutales. Desde un punto que alcanzaría en estos viajes estuvo muy cerca de llegar al gran Lago Ngami, cual descubrió siete años más tarde.



Establecido en el valle de Mabotsa tuvo lugar un encontronazo con un león, cual le alcanzó en su salto en un hombro sacudiéndolo y rodando ambos por el suelo. Por fortuna fue salvado por un indígena que plantó cara al felino con una lanza. Después del ataque su hombro desgarrado no se curó nunca bien, y ya más no pudo apuntar un rifle o llevarse la mano a la cabeza sin sentir fuertes dolores.



Se casó hacia 1845 en Kuruman con Mary Moffat, hija de Robert Moffat, y fruto del matrimonio tuvieron 4 hijos.

Viajando durante muchos dias llegó hasta el río Zouga informandoles los indígenas que su naciente estaba en una tierra de ríos y bosques. Livingstone pretendió encontrar una vía fluvial para que otros misioneros pudieran llegar a penetrar al interior del Continente llevando el mensaje de Cristo.
El 1 de agosto de 1849 llegaron hasta el 'lago Ngami'; tan grande y largo que no se podía divisar la orilla contraria. Al igual que fue el primero en cruzar ese año el desierto de Kalahari. Por el descubrimiento una vez comunicado, la Real Sociedad Geográfica le concedió una recompensa de 25 guineas.




Se mudó debido a la falta de agua a Colobeng, siendo su última y tercera residencia. Le llegaron rumores de un inmenso lago de más allá del desierto de Calari. Y ya que las sequías lo apremiaban, se decidió por buscar otro sitio mas adecuado para establecer la misión. Estaba convencido de que el interior de África no era un enorme desierto como todo el mundo suponía. Y así en 1849 deciden atravesar el gran desierto Calari, y guía del grupo, Rometobi, cual sabía subsistir en el desierto cabando con las manos y chupando el agua de debajo de la arena mediante una caña.
Unos meses después inició un nuevo viaje al lago Ngami llevando a su familia, pero por el camino sus hijos fueron atacados por la fiebre y tuvo que regresar. Una hija nació muerta debido a la alta fiebre.
En 1851 en compañía nuevamente de su esposa Mary e hijos, pasando mil penalidades descubrió el río mayor de África Oriental; el 'Zambeze', río del que nadie del mundo civilizado había oído hablar.




Permitió a su esposa regresar a Inglaterra mientras él continuaba sus exploraciones. Tuvo multitud de problemas con los 'bóers holandeses' que invadían territorio robando tierras a los indígenas y sometiéndolos a la esclavitud. Livingstone llevó al resto de su familia a Ciudad del Cabo para que sean embarcados rumbo a Inglaterra, quedando apenado pero proponiéndose la meta de socorrer a las tribus del interior de África y lograr comunicación entre los territorios barotses y Ciudad del Cabo, e influir a las autoridades contra el vergonzoso tráfico de esclavos. Así entre noviembre de 1853 y mayo de 1856 atravesó en ida y vuelta el continente africano desde la desembocadura del río Zambeze hasta San Pablo de Luanda, llegando endeble y enfermo, pero siendo el primer blanco capaz de tal hazaña. Fueron mas de 6.000 kmts de territorio inexplorado. En donde descubrió en 1855 y puso nombre a 'las cataratas Victoria', hoy frontera entre Zimbabue y Zambia.



Hacia 1862 viajó por última vez con su esposa quien muere de fiebres ese mismo año. Después de su entierro Livingstone afirmó: "Lloré a Mary porque mereció todas mis lágrimas. La amaba cuando me casé con ella y siempre la llevaré en mi corazón".
En 1865 escribió el libro 'Relato de una expedición al Zambeze y sus fluentes', condenando en él al comercio de esclavos.


Fue al norte de África hasta donde ningún misionero había llegado azotado por las fiebres y contrayendo diversas enfermedades, pero con la intención de continuar explorando para abrir camino para los misioneros que vayan detrás suyo.



En 1869 descubriría los lagos Moero( frontera entre Zambia y a República Democrática del Congo) y Bangweulu (en Zambia). Y llegaría hasta el lago Tanganica siendo el segundo lago más grande del mundo en volumen, descubierto por los ingleses Richard Francis Burton y John Speke en 1858, cuales buscaban las fuentes del río Nilo.



En 1870 descubrió el río Lualaba (perteneciente al río Congo o Zaire), y tras pasar un calvario llegaría al poblado Ujiji. Lugar donde lo encontraría- ya que había gran preocupación internacional por su paradero-, el periodista Henry Morton Stanley que trabajaba para el periódico norteamericano 'The New York Herald', aceptando la misión y hallándolo muy enfermo y desnutrido.


El Dr. Livingstone moriría en Chizambo (Zambia), hacia el 30 de abril de 1873. Fue hallado reclinado muerto de rodillas sobre un árbol cual sería su última oración e instancia en la África que tanto amaría. Como homenaje y agradecimiento el pueblo de Chitambo enterró su corazón a pie del árbol donde lo encontraron. Su cuerpo y sus escazas pertenencias (documentos y mapas), fueron trasladados a su patria en Inglaterra, en donde fue sepultado en 'la abadía de Westminster' en el centro de Londres.