lunes, 3 de noviembre de 2008

El enemigo invisible, la bacteria comecarne.



A principios de octubre un trabajador forestal( que por cierto parece que tiene problemas con la empresa que no lo reconoce como accidente laboral para el seguro), perdió un brazo debido a la temible bacteria come-carne , que en forma aislada es denominada 'fascitis necrotizante'; que provoca la descomposición de los tejidos. Pero esta bacteria pertenece al Grupo A y su nombre es 'Streptococcus pyogenes';cual normalmente ocasiona una amplia variedad de infecciones cutáneas y sistemáticas como son la faringitis aguda, la escarlatina, la enfermedad cardiaca reumática, o la agmidalitis (lo de 'pyogenes' es por el pus que provoca).

Se desconoce el por qué en algunos casos se manifiesta tan agresiva, voraz e insaciable, que tan sólo en cuestión de horas destruya empezando por las arterias(Se inicia en el flujo sanguíneo),grasa, músculos y demás tejidos. Pero no es común, ya que en las heridas habituales se las puede encontrar en forma de costras sin generar complicaciones serias...

Las señales indicativas son aparte del lógico dolor intenso y fiebre alta, observamos como una mancha rojiza va cambiando a morada o bronceada. Se va extendiendo a través de la piel formándose su centro negruzco...



Lo preocupante es que es muy fácil cogerla o ser portador sin saberlo( ya que es selectiva), y transmitirla a los demás sin haber desarrollado síntomas. Aunque una persona infectada y tratada con antibióticos de amplio espectro se anula la capacidad de contagio. O esta si es leve, puede responder bien al tratamiento antes de que entre en el músculo. (la mordida humana es más transmisora de enfermedades y peligrosa que la de un perro).



Una vez la bacteria entra en el cuerpo y libera las toxinas que van destruyendo los tejidos e impidiendo el riego sanguíneo, la persona afectada muere en un tiempo estimado de 48 horas.