martes, 20 de enero de 2009

El Manatí



Los manatís son otros de los mamíferos en serio peligro de extinción. En la antigüedad llegaron a ser confundidos con sirenas. Son animales por lo general muy dóciles, vegetarianos y parientes de los elefantes. Conocidos también como 'vacas marinas' por que pasan la mayor parte del tiempo 'pastando' ; ingiriendo plantas ribereñas del lecho marino en aguas pocos profundas. Las diferentes subespecies viven tanto en aguas dulces como saladas, en costas de América como de África. Viven en las costas del África occidental, América del Sur, ríos del Amazonas , Antillas , ríos, y cuencas del Mar Caribe (Sobre todo en Puerto Rico). Tienen unos 3 metros de largo y llega a pesar unos 500 kilos.




Al igual que las ballenas sus voluminosos cuerpos solo pueden sostenerse en ambiente acuático, ya que en tierra, su peso corporal aplastaría sus órganos internos. Deben consumir grandes cantidades de comidas para mantener su cuerpo caliente. Además de que necesiten expresamente de tomar agua dulce, las aguas donde habitan deben ser cálidas. Y este es uno de sus principales problemas. Pueden dormir y automáticamente sin despertarse, salir a la superficie a respirar(generalmente cada 20 minutos), pero cuando están activos necesitan salir a respirar cada 3 ó 5 minutos. Son solitarios exceptuando cuando la hembra se encuentre óptima para la reproducción. Las madres se mantienen con sus crías alrededor de 2 años.


Los diferentes manatís en mayor o menor medida están en peligro. El Manatí Antillano( T. Manatus manatus), habita desde el norte al noroeste del sur de América. En las costas de Miami vive el Manatí de Florida( T. Manatus latirostris), siendo la gran cantidad de barcos, motos acuáticas y yates recreativos su principal causa de muerte por embestida. Además de la contaminación principalmente de plásticos, botellas, y toda clase de suciedad. La protección es una batalla ardua porque muchos cada año resultan accidentados, y su recuperación es lenta en el 'Seaquarium'(parque acuático recreativo), donde deberán vivir allí en la mayoría de los casos siempre en cautividad, ya que es muy difícil su liberación al medio porque no se adaptan fácilmente.






Otros manatís viven también en reservas de por vida debido a la expansión humana que reducen o eliminan su hábitat natural. Como el Manatí del Caribe en donde en la 'Reserva del Manatí' en Río Dulce(Guatemala), es junto a la 'Bahía de Chetumal' ( entre México y Belice), -desembocadura del Río Hondo, lugar de refugio del manatí jarocho-, uno de sus últimos santuarios.



No hay comentarios: