viernes, 11 de junio de 2010

Marea negra en Luisiana







El vertido comenzó el pasado 20 de abril tras una explosión y luego hundimiento en el mar de la plataforma petrolera 'Deepwater Horizon' de BP (British Petroleum) en el Golfo de México, a unos 75 kmts de la Costa de Luisiana, afectando además a Alabama, la desembocadura del Missipi, y a Florida. En el incidente murieron 11 personas y ha sido catalogado como una de las mayores catástrofes ecológicas de la historia de Estados Unidos de América.




Parece ser que en las primeras semanas el derrame al mar fue de unos 20.000 a 40.000 barriles diarios de crudo. Las mareas negras a pesar de las inmensas barreras y detergentes han afectado económicamente a miles de personas (sobre todo pescadores). Todos los sistemas para contener el derrame han fracasado después de colocarse una campana y sellado con hormigón armado aunque colocando unas tuberías con las que se extraía unos 2'5 millones de litros diarios.




Este 1 de junio se inició la operación 'Cut and Cap'(Cortar y tapar), con la cual se espera poner de una vez por todas fin al derrame con un mecanismo de válvulas. Pero el nuevo peligro que se cierne es que desde la semana pasada ya se ha entrado en el periodo de huracanes...




Pero pese al pataleo del presidente Obama no parece que vaya a haber cambios significativos en las políticas medioambientales, y mucho menos en el mayor uso e investigaciones de energías alternativas ecológicas y renovables.


Sin ir mas lejos Nigeria sufre desde años las contaminaciones petrolíferas. En el Delta del Níger operan unos 606 campos de extracción de petróleo, principalmente de la multinacional Shell (Real Nearlandesa Shell), y la 'Exxon Mobil', que suministran un 40 % de importación de petróleo de EEUU. Y que han sufrido más de 1000 derrames, cuales actúan con total impunidad contaminando no sólo cultivos y medio ambiente sino además el agua potable de abasto para la población.


De hecho la catastrofe ecológica en el Delta y sus constantes fugas ya sea por sabotaje de las guerrillas o por negligencia de piezas oxidadas sin cambiar, supera en magnitud a la reciente del Golfo de México, pero al ser un pais de extrema pobreza se ha silenciado al mundo.



Silenciado como tantos proyectos de energías libres que no inducen al calentamiento global tomamos de ejemplo a los vehículos eléctricos. La idea no es nueva y ya desde 1960 'La General Motors' sacó el EV1 (Electric Vehicle 1), utilizando baterias NIMH. Doug Korthof analiza en un film documental : '¿Quién mató al coche eléctrico?',la conspiración contra el inicio de estos primeros automóviles eléctricos EV, GM; con escasos problemas tanto mecánicos y de aire limpio de gran autonomía que misteriosamente no sólo dejaron de fabricarse sino que se destruyeron todas sus unidades.


No hay comentarios: