sábado, 26 de febrero de 2011

La Montaña de Galdar


'Vista del Becerril en Galdar', a faldas de la Montaña sagrada'

Magnificas vistas desde su cumbre de los limítrofes de Galdar y Guía'

La montaña mágica se encuentra entre dos municipios grancanarios en su falda: Sta. Mª de Guía y Galdar. Su inconfundible silueta destaca en el paisaje panorámico desde la Playa de las Canteras, siendo el Teide su sombra en el horizonte. Preciosa estampa en días limpios despejados.

La montaña considerada sagrada ascendían a su cumbre faycanes (chamanes aborigenes) y las sacerdotisas 'Hamiraguas', o 'Harimaguadas'. Se barajó la posibilidad de que allí estuviera el tan hablado 'Cenobio de las Hamiraguas'(Una especie de convento de las sacerdotisas de los Canarios). Hace tiempo que se desestimó que este lugar fuera el enclave arqueológico del 'Cenobio Valerón', considerado actualmente que sirviera más de granero colectivo similar al de los encontrados al Norte de África. Sirviendo de defensa frente a piratas e invasores a modo de almacén de alimentos, entre los que se predominaban la cebada de trigo e higos.


'El Cenobio de Valerón se encuentra cercano a Guía por el camino viejo de la carretera Silva, por el Bco. Valerón'

En la falda Agáldar fue la capital del Guanartemato de los reyes aborígenes Anadamano y Gumidafe, reyes de toda la isla. Serían sus dos nietos quienes dividirían a la isla en dos Guanartematos repartidos entre Galdar y Telde.
El último Guanarteme de Galdar fue Tenesor Semidán; alias Fernando Guanarteme.
Comentando la montaña, decir que esta tiene una altitud de unos 430 mts, también se la denomina 'Pico de la Atalaya' haciendo referencia a la falda sureste donde se encuentra el municipio de Santa María de Guía.


En la actualidad hay dos caminos por donde ascender a su cumbre: Por un lado existe un camino de tierra que serpentea la ladera en su vertiente norte, abierta en los años 70 porque se pretendía construir un restaurante en la cima como el de la 'Montaña de Arucas'.El otro acceso es por el sendero llamado de 'Las Cruces de Mayo' que comienza desde el barrio de la 'Atalaya' en Guía. Las cruces que llegan hasta la cumbre, son engalonadas con flores en las festividades; siendo unas en junio con las celebraciones de 'Los Caballeros de Galdar', y la siguiente en el mes de mayo. Ocasionalmente mucha gente acude a colocar flores dado el caracter sagrado de la montaña, para la recuperación de algún familiar, etc., imitando a los aborigenes que acudían a depositar en antiguos canales alimentos en 'almogarenes' (antiguos canales para rituales), rezando a 'Acorán'.
'El sendero de Las Cruces de Mayo que empieza desde la Atalaya de Sta. Mª de Guía'

'Dispuestas con lazos para colocar ramos de flores, algunas están ralladas con dedicatorias a seres queridos en agradecimiento a Dios por su milagrosa recuperación. Las cruces están en muy pésimo estado de conservación, y a lo largo del camino te encuentras con algunas tiradas rotas...'
'La montaña coronada por grandes antenas de telecomunicaciones'

'Al lado norte, noroeste, se situa la pista de tierra que serpentea hasta la cima.'

'A las faldas y hacia media montaña se hallaban varias minas tales como la 'Piconera de Pepe Ojeda', y entre otras, la Cantera de Diego Herrera'

'Al lado norte de la montaña estuvo la 'Cantera de Santiago' para la extraccción de piedras que forjaron la 'Iglesia de Santiago de los Caballeros'

La montaña sufrió la actividad minera en sus faldas donde se extraía principalmente piedras de cantera, finalizando hacia los años 60. Que decir que esta actividad se cargó las cuevas aborigenes existentes y restos arqueológicos. La guerra civil española contribuyó a deteriorar más la zona con la construcciones de numerosos búnkeres y polvorines militares.
Concluyendo, siendo esta montaña una formación volcánica de suma importancia religiosa, es vergonzoso siendo Patrimonio Histórico del Cabildo Insular, su conservación. No sólo las numerosas antenas de telecomunicaciones se han cargado los vestigios de posiblemente templos en su cima, sino la suciedad predominate en sus vertientes de la loma: Cables, latas viejas, alambres por doquier, tachuelas, etc ...
Increíble que ningún servicio de limpieza siendo de cara a la galería zona protegida, acuda a limpiar y acondicionar un poco este emblemático espacio natural.
'Sin palabras'



No hay comentarios: