lunes, 23 de marzo de 2009

Guaguas no se vende






No hay que pertenecer a guaguas(autobuses urbanos de Las Palmas de Gran Canaria), para percatarse de la 'dejadez' de la prestación de servicio. No hay interés por parte de los implicados en su gestión de que sea fructífera y satisfaga a los ciudadanos, más al contrario parece que el cúmulo de despropósitos cada vez ha aumentado a más con la llegada al ayuntamiento del PSOE.



Tras unos 30 años de historia, guaguas municipales se enfrenta a su desaparición como entidad pública. Guaguas municipales es una de las mayores empresas pública de transporte urbano de España que opera para la novena ciudad del país y con una plantilla de casi 700 trabajadores. El cada vez más multimillonario déficit debido principalmente a la ineptitud de los políticos de turno, ha llevado a la empresa al colapso de quiebra. Como solución el alcalde Jerónimo Saavedra, decide deshacerse del muerto vendiendo casi la mitad a manos privadas aún en tinieblas sin aclarar, una solución extraña para solventar la empresa a modo especulativo. Las consecuencias de esta privatización no hay que ser muy listo para entender que será la reducción de costes y una política de capitalización, que implicaría una reducción de excedente de plantilla y congelación salarial, e intentar quitar derechos adquiridos de muchos años de lucha. Además de para el público un servicio más caro y rancio con eliminación de líneas improductivas y trazados de lineas conjuntos para atender a diversos barrios.


Tanto el Cabildo como Coalición Canaria no hacen más que demadogia prometiendo un dinero que no llega. No podemos creer en los políticos, ya tenemos el presedente de nuestro amigo el consejal de hacienda Rodolfo Espino, que se 'olvidó 'de pagar la nómina del mes de septiembre del año pasado, entonces ¿como podemos creer que garantizará los futuros pagos más allá de mayo?. Ahora nos vemos inmerso unos 13 años después a una nueva 'huelga' de guagüeros, no exigiendo subida salarial sino estabilidad de nuestro futuro laboral, y no acabar perdiendo el caracter público de la empresa y de los derechos sociales. El paro de la empresa se ha seguido en su totalidad por los trabajadores exceptuando los servicios mínimos exigidos por ley, y se ha descombocado ante la redacción de un acuerdo a modo de borrador de compromiso de no venta de la empresa... La huelga seguidamente se ha descombocado, pero habrá que estar pendiente de los acontecimientos siguientes... La manifestación será el jueves 26, y veremos como se mueve el pueblo ante tanto recortes de los servicios y la mala calidad que presta.

No hay comentarios: