domingo, 7 de diciembre de 2008

La Madre de los Dioses Egipcios



'Sais' llamada también 'Sao' fue una fabulosa ciudad de las más antiguas del Delta egipcio, centro cultural y artístico. Allí se encontraba el mítico templo de 'Neit'; de la que es originaria la divinidad 'Neith'( La Palas Atenea de los griegos). Esta diosa fue venerada incluso antes de la existencia de cualquier dinastía egipcia. Su existencia precede a los cultos 'Ta-Tenen' y a 'Nun'.



En los primeros tiempos parece ser que era una diosa de la guerra y protectora de la caza, además de la sabiduría. En el período pre-dinástico(4500-3300 a. J.), adquirió forma de escarabajo (animal al que se le atribuyen poderes protectores mágicos). A posterior la muestran portando una lechuza sobre la mano derecha que es símbolo de esoterismo, de lo oculto. A su vez en su mano izquierda llevaba una lanza, cual se atribuye tanto a las lanzas, bastones y 'varitas' posesión de conocimientos ocultos.



A partir del Reino Antiguo(2650-2190 a. J.), protege a 'Osiris', a 'Ra', y al faraón. Y se identifica con la abeja, símbolo real. Sus flechas ahuyentaban a los malos espíritus.



En el Reino Nuevo(1560-1085 a. J.), es llamada 'Diosa Madre';"La que da luz a Ra". Neit juega a la dualidad entre hombre y mujer, siendo ambos a la vez sin perder su condición de principio creador de los dioses y hombres.




Y aún durante el período Aqueménida con la dominación del extenso Imperio Persa que abarcaría aprox. desde mediados del siglo VI hasta mediados del siglo IV(558 a. C.-330 a. C.), el templo de Sais con la escuela de sabiduría de Sao, fue protegido por los soberanos persas.

Pinchar en el mapa para verlo aumentado...